Publicado por: Norberto Ciciaro


Asociación Buscadores de PlenitudEn nuestra cultura, no siempre un "lo siento" viene acompañado de algo más. A veces es una formula de palabras correctas.
No siempre lo que decimos esta en relación con lo que pensamos, hacemos o sentimos. Esta unión depende de nuestra madurez.
Y si bien para nuestro "falso orgullo" decir lo siento puede ser todo un paso apropiado, y a veces obligado para remediar una situación, no siempre alcanza ese objetivo.
Un "lo siento" es real cuando viene acompañado de acciones de cambio.
Cuando viene acompañado de un reconocimiento de la falta, no para remediar la culpa interna, sino para restaurar el vinculo externo. Y el verdadero reconocimiento de la necesidad de cambiar trae en si cambios de pensamientos, sentimientos y acciones concretas que favorecen la restauración de ese vinculo.
Siempre tiene implícito el propósito de ser mejor en el futuro y en ese vinculo.
Un "lo siento" no siempre alcanza para sanar el dolor que hemos provocado.