Etiquetas:


Asociación Buscadores de PlenitudSer visto tal, como soy, ser visto y encontrado, expuesto, al descubierto.
Ser conocido en la verdad de mi carne sin artificio y sin oropeles.
Nacemos desnudos pero nuestra vida nos hace aún pasar del desnudo a la desnudez, el desnudo puede esconder nuestra verdadera desnudez.
Ser visto, es ser conocido en la verdad entera de quien soy, no querer nada, ni enmascarar, ni esconder, ni revelar, simplemente estar ahí, visto por otro.
No se trata siquiera de mi rostro o de lo que puedo confiar de mi vida, sino del conjunto de mí ser.
Y esto se efectúa en una connivencia y un compartir donde muchas cosas no son dichas sino recibidas.
El riesgo colosal de situarnos siempre en esta fragilidad, en este temblor de querer mostrar todo, dar todo.
Esto nos expone ... a recibir golpes.
Jean-Pierre Olivier Brice