Buscar


Asociación Buscadores de Plenitud Un diapasón es un elemento utilizado en música para afinar instrumentos que al golpearlo produce un sonido y una vibración específica. Ocurre que cuando se golpea y se hace vibrar un diapasón y se le acerca otro afinado en la misma nota, este último empieza a vibrar sin necesidad de golpearlo. A este curioso efecto se le ha llamado “Efecto Diapasón”.

A nivel energético ocurre algo muy parecido. Todos nosotros vibramos a un determinado nivel y “diapasonamos” con los demás al relacionarnos si nuestra vibración coincide.

Nuestra energía vital, en el momento en que entra en nuestro sistema, se mezcla con la energía que llevamos nosotros. Modifica su vibración en función de lo que almacenamos: emociones no expresadas.

Almacenamos bloqueos energéticos que provienen de emociones que no se han sabido gestionar ni liberar y se quedan en nuestro interior aunque a veces no seamos ni conscientes de ello. Cuando nos encontramos con nuestros amigos o conocidos y compartimos experiencias y sentimientos, muchas veces nos sentimos muy identificados con ellos, con esa historia que nos están contando, con ese sentimiento que nos está transmitiendo la otra persona e incluso lo podemos sentir hasta nuestro. El hecho de que te afecte de una manera considerable esa historia indicaría que en tu interior existe una emoción muy similar no liberada y que ha podido crearte un bloqueo energético del cual no eres ni consciente.  Precisamente por este motivo sentimos esa empatía con ciertas personas y sus experiencias, vibramos en una misma frecuencia. Este fenómeno afectaría a nuestra “calidad energética”, no a la “cantidad energética” como sería el caso del vampirismo energético.

En muchas ocasiones la única forma de ponernos en contacto con esas partes de nosotros, es gracias a que los demás nos las muestran (diapasonando con nosotros). Seguro que habrás percibido que ciertas personas, tienen la habilidad de ponerte en contacto con tu energía densa (ira, miedo,…) en cuestión de segundos.  Las personas que nos “remueven” ahora son auténticos maestros que nos proporcionan información muy rica sobre lo que nos pasa y cómo estamos.

Sabrás que has liberado la energía porque en presencia de esa persona ya no sentirás la emoción que sentías antes. Esto te permitirá relacionarte con gente con la que antes no podías y tu calidad de vida mejorará sensiblemente.

A nivel práctico, descubrir que sentimos una emoción ante un evento externo tiene efecto liberador, ya que nos permite tomar nuestro poder, aceptarlo y liberarla.