Publicado por: Nuria Rodriguez Perez


Asociación Buscadores de Plenitud "No hay tarea más urgente que tejer junto a mi pueblo

las redes de la justicia que nos vayan sosteniendo,

hilvanando la utopía con los hilos de sus sueños"

Humberto Pegoraro

La urgencia de tejer. La necesidad imperiosa de que la obra de nuestras manos se haga visible, presente, eficaz, abrigada; que acompañe inviernos y regale belleza.

Aprender un modo nuevo de religarnos. De encontrarnos, en la sutil oscilación de acercamientos y diferenciaciones: porque es encuentro la cercanía, y también el despliegue de identidad.

Destejer todo lo que sea necesario, hasta lograr lazos lo suficientemente elásticos para que potencien el movimiento y bastante firmes para garantizar el cobijo. Hasta encontrar el tamaño que no deje a ninguno por fuera del calor. Amplificar, para que cubra más y mejor. Probar dimensiones y solturas diversas. Muchas veces, la sensación de esfuerzo malgastado, de tarea inútil, y la necesidad de comenzar de nuevo, con puntos más sueltos aunque parezca mayor el riesgo de que alguno se escape y se pierda.

Complicidades de la artesanía con el espíritu. "El más pequeño acto de amor (que) sigue tejiendo la belleza de la trama" es tantas veces reconocer la necesidad de soltar, de movimientos más fluidos que liberen; y tantas otras salir a buscar al que quedó perdido en alguna vuelta descuidada y que necesariamente se tropieza con la presión de deshilacharse porque nada ni nadie lo hace parte del entramado.

La osadía de tejer juntos con hilos diversos, haciendo historia entre dolores y fiestas, probando texturas. La angustia de "ser angostos", de no llegar a todos los espacios que quisiéramos entretejer, de no poder abrazar con nuestras lanas todas las otras. A veces no lograr destrabar y otras generar los nudos dañinos. La decisión de, por ahora, unir con ataduras precarias algo que requiere mayor habilidad o más tiempo para ceñirse sin endurecerse.

La vida que fluye y nos invita a hacernos tejedores. A empuñar sin demora las agujas una y otra vez. Que no en vano a la historia y las historias se las nombra "tramas", que de lo desligado hacen comunión... que vinculan, anudan, generan.

La vida. Movimiento y lazo; sostener sin sujetar. Combinación inalienable de lo uno con 'lo otro', para fundar un 'uno' mayor. Cuerpos en acción recreándose a fuerza de ir y venir, avanzar y retroceder. Tarea paciente, sigilosa, incluso invisible. Del derecho y del revés, simplemente vida.

Sandra Hojman