Publicado por: Norberto Ciciaro


Asociación Buscadores de PlenitudUn peligro asiduo en el camino del desarrollo personal es el de correr el riesgo de ser "turistas" en lugar de "residentes".

Como Turistas funcionamos así: llega un momento en nuestra vida que nos damos cuenta de la necesidad de cambio, vamos al encuentro de aquello que puede aportarnos soluciones y regresamos a donde partimos con las nuevas soluciones que guardamos en el trastero de "nuestro conocimiento". Poco tiempo después seguimos necesitando cambiar (es que la anterior excursión no sirvió de nada), salimos a buscar nuevamente la solución de moda y regresamos para guardar las herramientas en el trastero.

Como residentes funcionamos así: llega un momento en nuestra vida que nos damos cuenta de la necesidad de cambio, vamos al encuentro de aquello que creemos que puede aportarnos respuestas, nos quedamos allí poniendo en práctica las soluciones y echando raíces en el cambio hasta dar frutos.
No regresamos a ningún lugar. Residimos en el cambio.

El camino del cambio y del desarrollo es difícil de tomar. Los impuestos son altos. Requiere de un verdadero y fuerte compromiso con uno mismo