Publicado por: Norberto Ciciaro


Asociación Buscadores de PlenitudLa práctica de cualquier arte tiene ciertos requisitos generales. Requiere conocimiento y esfuerzo.

- Disciplina: Nunca haré nada bien si no lo hago de una manera disciplinada

Levantarse a una hora regular, dedicar un tiempo regular durante el día a actividades tales como meditar, leer, escuchar música, caminar; no permitirnos, por lo menos dentro de ciertos límites, actividades escapistas, no comer ni beber demasiado, etc.

Debe ser agradable, aunque al comienzo haya que superar algunas resistencias.

- Concentración: se manifiesta claramente en nuestra dificultad para estar a solas con nosotros mismos. Quedarse sentado, sin hablar, fumar, leer o beber, es imposible para la mayoría de la gente. Si estoy ligado a otra persona porque no puedo pararme sobre mis propios pies, ella puede ser algo así como un salvavidas, pero no hay amor en tal relación. Concentrarse en la relación con otros significa fundamentalmente poder escuchar. Es imposible aprender a concentrarse sin hacerse sensible a uno mismo.

Nuestra mente se encuentra en estado de serenidad vigilante, abierta a todos los cambios relacionados con la situación en la que está concentrado

- Paciencia: con nosotros mismos y nuestros procesos de aprendizaje. Nada es “soplar y hacer botella”. No hay cambios de un día para el otro. Todo es ensayo y error. Tener paciencia con nosotros es reconocer que aparecerán resistencias personales al cambio. Es tener, con nosotros mismos, la actitud de ser maestros y corregirnos cada vez que sea necesario en aquello que deseamos cambiar.

Asociación Buscadores de Plenitud

- Tener una preocupación suprema por el dominio del arte de amar es lo que se llama estar motivados a realizar aquellos cambios que “sabemos” que serán para un bien futuro. Debe aprenderse un gran número de otras cosas que suelen no tener aparentemente ninguna relación con él, antes de comenzar con el arte mismo.

- La superación del propio narcisismo: El polo opuesto del narcisismo es la objetividad; es la capacidad de ver a la gente y las cosas tal como son, objetivamente, y poder separar esa imagen objetiva de la imagen formada por los propios deseos y temores

AMAR ES UN ARTE

¿ERES TÚ UN ARTISTA?