Publicado por: Buscadores de Plenitud


Asociación Buscadores de Plenitud Cuando la gente piensa en la meditación, a menudo piensan en el entrenamiento de la mente o el cerebro. Si bien todos los tipos de meditación lo hacen, ciertos estilos de meditación se enfocan en la mente. Ejemplos de ésta son la Meditación Trascendental, la meditación budista y la hindú, que se centran en el "tercer ojo". 
La Meditación Trascendental es uno de los sistemas de meditación más ampliamente practicados y bien investigados. Es muy estructurado y el método se mantiene dentro de la organización desarrollada por su fundador, Maharishi Mahesh Yogi. Es un mantra basado en la meditación que se enseña en siete lecciones y se aprende sólo de un maestro autorizado que da a cada estudiante un mantra exclusivo para él. 
La meditación Vipassana ("vipashana") es una forma de observación mental o visión clara. Implica estar relajado pero alerta, consciente del momento presente --después de un período para calmar la mente-- usualmente mediante la atención a su respiración y observar el momento presente para discernir entre la naturaleza de la realidad y el sí mismo. 
En la tradición hindú, hay un método sencillo de meditación enfocado al "tercer ojo" (un punto en el centro de la frente, justo encima de las cejas). Practicar un solo punto de atención en los centros cerebrales superiores desarrolla la concentración, calma la mente y conduce a estados espirituales más refinados. En esta tradición también hay más formas discursivas de meditación, como las de Raja Yoga, que le piden contemplar una serie de preguntas para descubrir la naturaleza de la realidad y el sí mismo. 
Los sistemas de meditación centrados en la mente pueden ser elaborados, debido a la acumulación de miles de años de estudio y práctica. Sin embargo, también pueden ser muy simples, como el método del Dr. Herbert Benson, para obtener una "respuesta de relajación". En este método, se sienta en silencio con los ojos cerrados, presta atención a su respiración, y se repite a sí mismo una palabra o frase en silencio al exhalar. Cuando nota que su mente se distrae, regresa la atención a su respiración y a su palabra / frase. Hace esto durante 20 minutos, una vez al día. 
La meditación puede ser tan simple como eso. 

por Kevin Schoeninge