Asociación Buscadores de Plenitud

Vivir es un compromiso de nosotros mismos

Ayudar a Ayudarte
25-01-2016

Publicado por: Norberto Ciciaro


Asociación Buscadores de PlenitudLos Terapeutas tenemos la oportunidad de que llegue a nosotros, y a flor de piel, las verdades de la naturaleza humana.
La gente llega a una sesión con esperanza, ya que considera que la terapia puede ayudarlas en sus dolencias internas.
Pero a veces no son conscientes que también traen a la sesión sus propias barreras y defensas. Sus redes de creencias tóxicas, sus fortificaciones internas y las propias incoherencias (elementos que los han alejado de la plenitud que vienen a buscar).
Es cierto que todo ello es material a trabajar en la sesión pero también es cierto que a veces se les olvida traer un elemento fundamental: El deseo de AYUDAR.
El deseo de AYUDAR no es el que proviene de la queja ante una dolencia, sino el que surge de la incorporación y el reconocimiento de la verdad de un síntoma y la fuerza necesaria para la reparación que nos llevará a la sanación.
Es la actitud de no esperar "magia" depositando la responsabilidad de la sanación en la terapia y en el terapeuta. Es la actitud de reconocer nuestra propia implicación en el proceso de sanación y la necesidad de convertirse en un trabajador de nuestra interioridad y exterioridad utilizando las herramientas que la terapia y los terapeutas nos acercan.
Cuando las personas llegamos a los terapeutas con nuestras creencias toxicas, nuestras fortificaciones y nuestras incoherencias solo para depositarlas sobre el escritorio a la espera de que el terapeuta " haga algo!", pues solo nos dan la posibilidad de realizar un "parche".
Cuando las personas llegamos a los terapeutas con NUESTRAS creencias toxicas, fortificaciones e incoherencias con la disposición de aprender "¿Qué Hago yo con esto?", pues allí estamos dando el material más importante de la sanación: Nuestro deseo de AYUDAR a que nos AYUDEN.