40 Meditación Ejercicios Pleyadianos Número 25: El encuentro con el Niño InteriorMeditaciones Pleyadianas

25 Meditación Ejercicios Pleyadianos: El encuentro con el Niño Interior

(Libro: Cap. 11, Pag. 94)

El Niño Interior vive en el oeste de la rueda medicinal. El oeste es en mis enseñanzas el hogar del agua y las emociones. Los sueños, los sentimientos, el lado sombrío de tu personalidad, tu subconsciente y el viaje interno son funciones del oeste. En tu escudo personal, el niño interior guarda las cualidades de espontaneidad y sinceridad en las emociones, la curiosidad y la libertad para ser lúdico y feliz. Se acerca al mundo con reverencia y asombro. Tu Niño Interior no tiene ideas preconcebidas en cuanto a nada ni a nadie y le gusta explorar y aprender de la vida y de otras personas experimentando. Le encanta examinar los detalles de la más pequeña flor silvestre, o admirar la monumental estatura de los árboles, sobrecogido por la perfección y la complejidad de la naturaleza. Puede pasar toda una tarde deleitándose con la visión de un abejorro o una colonia de hormigas. Tu Niño Interior se dedica plenamente a lo que está haciendo en cada momento, a no ser que se sienta aburrido y ahogado por falta de libertad. Esta subpersonalidad muestra entusiasmo y expresa placer con facilidad y valora sus sueños y sus fantasías. Cuando tu Niño Interior está descompensado, puedes sentirte inquieto, agitado, frustrado, aburrido o apático. Todo ello son signos de que tu Niño Interior necesita más libertad de expresión.