Asociación Buscadores de Plenitud Un maestro siempre decía que hiciéramos nuestro trabajo espiritual con pasión.
Él decía: “deberíamos despertar como si el edificio estuviera en llamas y fuese nuestro trabajo apagadlo”. 
Intenta literalmente saltar de la cama corriendo hacia la acción. esto puede marcar la diferencia entre vivir un día una y otra vez por setenta años, o vivir setenta años en un día.