Hazlo todo
24-11-2018

Publicado por: Norberto Ciciaro


Asociación Buscadores de PlenitudRealiza actividades que nutran tu espíritu, tu cuerpo y tu corazón. Y si no lo haces, que estas otras actividades sean infrecuentes y a plena conciencia. No caigas preso de hábitos dańinos. Haz todo lo que esté a tu alcance para elevarte y florecer; aunque sientas que el mundo entero está en tu contra o incluso tu propia familia. Aprovecha cada día de tu vida para disfrutar y trascender. Recuerda: disfrutar y trascender. No des más a los demás de lo que te das a ti mismo. Regula esto. Obsérvalo. Estúdialo y luego cámbialo. Cámbialo con acciones concretas y definidas. Debes prestar mucha atención para no ceder.